Politica

«No hay que tenerle miedo a un pronunciamiento del Constitucional sobre el tema del REF»

Dos años lleva ya el socialista Gustavo Matos en la presidencia del Parlamento, un lugar que, tras el frío mármol de la entrada, se vuelve acogedor y cercano, de charla fácil, en un patio casi siempre soleado que es lugar para escuchar simples rumores o reflexiones más sosegadas. A punto de acabar el periodo de sesiones, con la llegada del verano, hablamos un rato con Matos para ver para ver qué opina sobre este periodo que lleva al frente de una de las instituciones más importantes de Canarias.

-¿Qué valoración hace de estos dos años como presidente del Parlamento?

“Nadie podría haber imaginado que nos íbamos a enfrentar a una legislatura tan distinta, tan intensa, tan compleja. Con todo lo que eso ha supuesto eso para la vida parlamentaria: las grandes decisiones del Gobierno se han ido tomando mediante decretos, que es una novedad, era algo que no existía hasta la entrada en vigor del actual Estatuto, aprobado en 2018. Pero el Parlamento tiene que estar más activo que nunca, porque todos esos decretos hay que convalidarlos en el plazo correspondiente. Y luego, la mayor parte de ellos se convierten en proyectos de ley. Así que es una legislatura intensísima”.

-¿Pero qué distancia hay entre los propósitos que se había marcado y esa realidad determinada por la pandemia?

“Pues mire, parecerá un poco contradictorio, pero creo ha tenido un efecto positivo en la modernización del Parlamento, que era uno de los objetivos que teníamos: meter a la Cámara en la sociedad del siglo XXI, modernizarlo digitalmente, introducir el expediente digital, el registro electrónico, etc. Y hemos tenido que hacerlo a toda velocidad, adaptándonos a las circunstancias marcadas por la covid-19”.

-¿Se está elevando el tono político de cara a la segunda parte de la legislatura, como dice Torres?

“Sí, es posible, pero no se están vulnerando determinadas líneas de respeto. Creo que los grupos parlamentarios ejercen su función. Es verdad que hay momentos en los que eso genera un poco más de tensión y los debates son más intensos. Y eso irá a más a medida que se vaya acercando el final de la legislatura, pero salvo algún episodio concreto, creo que el respeto y las buenas formas parlamentarias no se han perdido”.

-Como socialista, ¿le inquietan las palabras que pronunció el otro día Casimiro Curbelo sobre sus afanes de expandirse y convertirse en presidente del Gobierno?

“He observado algunas reacciones a las declaraciones de Casimiro Curbelo y, la verdad, creo que nos hemos ablandado un poquito en política. ¿A quién le sorprende que alguien diga que quiere ser presidente de Canarias? Me parece que forma parte de la normalidad de las cosas. O que quiera extender su proyecto político a todas las Islas. Es perfectamente legítimo”.

-Pero con Curbelo siempre está esta cosa de si va a cambiar de aliados, de si tiene una pierna en cada lado, de si el Gobierno llegará al final de la legislatura…

“Bueno, en Canarias, a excepción del Gobierno de Paulino Rivero y José Miguel Pérez, ninguno ha empezado y finalizado una legislatura, que yo recuerde. Siempre ha habido rupturas estratégicas o de otra índole en algún momento. Forma parte de nuestra cultura política, lo vemos con normalidad y siempre lo tenemos presente. En la historia de Canarias hemos visto a un vicepresidente censurando a un presidente. Y en esta legislatura, además, hay una novedad: el nuevo Estatuto permite al presidente disolver la Cámara y anticipar elecciones. Eso, antes, no ocurría. Yo, de todas maneras, creo que quienes tienen sentido de Estado, por así decirlo, están pensando más en la situación de Canarias, que es delicada, que en las trifulcas partidistas. En tirar del carro para que, cuanto antes, podamos recuperar cierta normalidad”.

-Está usted de presidente de CALRE, un organismo que reúne a asambleas legislativas regionales de países de la U.E, ¿ha venido algo interesante de ahí?

“Los parlamentos europeos regionales con capacidad legislativa, que son básicamente los de Italia, Alemania, Bélgica, España y las regiones portuguesas de Madeira y Azores, hacen leyes para 200 millones de habitantes. Así que, cuando se dicta una resolución europea que luego hay que trasladar a los estados miembros, en un amplio porcentaje de veces, son más relevantes los parlamentos regionales que los nacionales, porque tienen competencias derivadas. Y yo creo que hemos conseguido que las instituciones europeas, en esta etapa de reconstrucción, vean en las regiones que tienen esta capacidad de legislar una oportunidad de conexión directa con la ciudadanía. En eso hemos trabajado bastante”.

-Decía el otro día que la buena marcha de la vacunación le debe mucho a las regiones…

“En países como España, Alemania o Italia, el proceso de vacunación, algo tan importante, tan difícil, tan ambicioso, no habría sido tan exitoso si no hubiera habido ese nivel de descentralización. Hubiera sido prácticamente imposible. Aunque, en la otra dirección, la vacunación también nos ha llevado a una especie de unidad sanitaria de la U.E”.

-¿No le preocupan los rebrotes?

“Por supuesto que estoy preocupado, a nadie le puede parecer aceptable que haya estos índices de infección, pero creo que estamos más cerca del final. Lo que es evidente es que las vacunas han demostrado ser eficaces. Y que estamos a punto de alcanzar esa inmunidad de rebaño. En pocas semanas estaremos con el 70% de la población española inmunizada y una situación muy similar en muchos países europeos. Si nos comparamos con hace un año, la verdad es que tenemos que ser optimistas. Como lo hemos vivido en directo, no somos capaces de valorar el hito histórico. Pero la realidad es que hemos creado una vacuna contra un virus que era desconocido hace nada y hemos organizado un proceso de vacunación como nunca antes en la historia de la humanidad…”

-Hablemos del REF: ¿está a favor de que el Parlamento presente un recurso de inconstitucionalidad por no haberse suspendido en las Cortes la tramitación del Proyecto de Ley contra el fraude fiscal después del informe desfavorable del Parlamento?

“En este asunto del REF, lo que está claro con respecto al Parlamento es que hemos actuado con velocidad y eficacia, utilizando, de la manera más contundente, los instrumentos jurídicos de los que el Parlamento se puede valer para defender el Régimen Económico y Fiscal de Canarias con todos los mecanismos de protección. Y no nos lo han puesto fácil, porque los plazos han sido realmente cortos. De todas maneras, hay que ser conscientes de que estamos ante una situación novedosa, porque el Estatuto solo tiene tres años y el mecanismo del artículo 167 [que sirve para proteger al REF] es nuevo, nunca se ha utilizado. Es normal que, siendo la primera vez, haya diferencias en las interpretaciones jurídicas que tienen los abogados del Estado, los letrados del Senado y del Congreso, los servicios jurídicos del Parlamento o los del Gobierno de Canarias. Y me parece sano que esta cuestión se resuelva para que se asienten criterios de cara al futuro. Yo, que soy jurista, creo que no hay que tenerle miedo a un pronunciamiento del Constitucional. Ya ha ocurrido en otras épocas con temas que también tenían que ver con el REF”.

-Usted es de un partido de ámbito estatal, ¿por qué cree que se producen estos problemas con el REF?

“Ocurre con los diferentes Gobiernos de España, a pesar de que el REF está blindado en una ley orgánica como el Estatuto de Autonomía y de que es una norma estatal. Pero sigue siendo un desconocido, a diferencia de otras excepcionalidades fiscales, como el cupo vasco, a pesar de que el REF tiene una tradición jurídica enorme. Ahí hay que ejercer de canario, independientemente de la formación en la que uno esté. Porque se trata de la aplicación de la legalidad, no son privilegios sino situaciones jurídicas que están dentro del ordenamiento”.

-También es un gran desconocido para la gente de aquí…

“Sin duda. Y mal valorado. Hay muchas personas que piensan que el REF es una cosa para los grandes empresarios. Pero nada que ver”.

-Bueno, algo habrá si se ha asentado esa idea…

“Creo que pasa como con todo. Hay que hacer una labor pedagógica. Y con todas las especificidades que tenemos como región. Sí es cierto que, si no se hace un reparto justo de los beneficios que genera, la gente puede pensar que son unos instrumentos pensados para la élites económicas. Quizá hay que hacer una reflexión ahí”.

-¿Qué cuestiones relevantes hay sobre la mesa para la vuelta del curso político?

“Yo creo que habrá muchos temas relacionados con la recuperación y la gestión de los fondos europeos. Y luego hay cuestiones que los ciudadanos quizá consideren menos relevantes pero que son importantes para la agenda política, como es la elección de los órganos de RTVC”.

-¿Y la Ley Electoral?

“También, por supuesto”.

-Debería estar a punto, según el Estatuto…

“Debería estar aprobada en otoño, aunque hay que ser justos, hemos estado un año con el tema de la covid, y eso ha influido. Pero tendremos ley electoral, estoy convencido. Ya hemos tenido las primeras jornadas para asentar criterios con una serie de técnicos y hacer un balance de lo que fue la aplicación de este asunto en las pasadas elecciones. Y ahora corresponde la iniciativa a los grupos parlamentarios”.

-Tiene pinta de que nos vamos a quedar con la fórmula de las últimas elecciones, ¿no cree?

“Yo no puedo prever qué harán los grupos. Pero es cierto que hay un mínimo consenso del que partir, que fue el sistema que se usó en las elecciones del 2019. No sé si las fuerzas políticas querrán ir mucho más allá”.

-Por cierto, ¿en qué situación se queda Vidina Espino ahora que ha dejado Cs?

“Cuando se tramite toda esa cuestión, habrá que solicitar informes a los servicios jurídicos de la Cámara. La Mesa los examinará y actuará en función de lo que digan”.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba